Sólo por placer, un magnifico reportaje


Hola a todos, un placer como siempre saludarlos y compartirles más, el día de hoy leí un reportaje que me encanto,  si hablamos de emprendedores el comenzaría mi lista, un magnifico artículo que lo disfruten.

Abraham Chacon | R4d1ux

torvalds

Por Karen Christensen | Jefa de redacción de Rotman Magazine

Dice que la creación de un software «cooperativo» no fue una decisión consciente, sino una confluencia de factores. En parte se debió, simplemente, a que le interesaban los sistemas operativos y hacía tiempo que trabajaba en temas vinculados con las tecnologías de la información (IT). También influyó el hecho de que quería instalar el Unix en su PC recién comprada, al que se había acostumbrado mientras estudiaba Ciencias de la Computación en la Universidad de Helsinki. Paralelamente, se había propuesto entender la estructura interior de su nueva máquina. Y esa tarea, curiosamente, terminó expandiéndose hasta convertirse en la primera versión de Linux.

Poco después, Linus Torvalds comenzó a fomentar que otros miembros de la comunidad de IT aportaran ideas a su sistema de codificación. Lejos de temer que perdería el control, lo que le interesaba era lograr mejoras. «De no haber sido por esa decisión, probablemente me hubiera aburrido pronto de Linux, dado que es lo que me pasó con proyectos anteriores en los que trabajé solo». Y añadió que el impulso inicial de hacer público el código fuente de Linux no se debió a que quisiera que otros lo ayudaran a escribirlo, sino a que estaba orgulloso de lo que había hecho y quería recibir opiniones sobre qué le faltaba y cómo seguir». De allí que, cuando la gente empezó a enviarle sugerencias de cambios, las fue adoptando de manera natural.

Han pasado dos décadas desde entonces, y Torvalds comenta en la siguiente entrevista las ventajas de la colaboración abierta.

Hay quienes han dicho que Linux es más interesante desde un punto de vista social que técnico. ¿Está de acuerdo?

En alguna medida sí, pero creo que el aspecto técnico también ha sido interesante. No porque sea un producto radicalmente nuevo, sino porque la tecnología es apasionante en sí misma y, por ello, atrajo a tantos desarrolladores.

Lo que en verdad resultaba nuevo de Linux era el modelo de desarrollo social. No fue el primer proyecto de fuente abierta, pero sí el primero basado en interacciones por correo electrónico entre individuos que no se conocían. En realidad, nunca sentí que debía controlar el resultado final. Sin duda, adoptaba mi propio criterio y no aplicaba al azar cualquier parche de código que me llegaba; pero, al mismo tiempo, desde el principio consideré que el proyecto tenía que aceptar nuevas direcciones e ideas de otras personas.

¿Su deseo de progreso es mayor que su deseo de ser usted quien lo haga?

Como soy perezoso, debería responder que sí. El factor que me incentiva nunca ha sido «cambiar el mundo». Yo quería programar porque me resultaba interesante, y porque hacer otra cosa me aburría. Hoy ya no me dedico tanto al desarrollo, sino a manejar y fusionar las contribuciones de otras personas. Pero el desafío técnico sigue siendo el mismo, solo que con una apariencia diferente. Todavía tiene que ver con no aburrirme y sentir orgullo por lo que hago. Para ser sincero, hago lo que hago por motivos egoístas. Y como son motivos que pueden aplicarse a todos, constituyen la razón por la que Linux ha tenido tanto éxito. Las empresas que tienen trato comercial con Linux tampoco lo hacen por altruismo: todas quieren ganar algo.

En alguna ocasión usted dijo que prefería no tener en mente una idea firme de cómo avanzar, sino «dejarse sorprender por lo que hace la gente». ¿Todavía siente lo mismo?

Absolutamente. Si tuviera una idea estricta de hacia dónde querría que evolucionara el sistema, lo experimentaría como un arduo camino cuesta arriba, como una meta lejana que nos costaría años de trabajo alcanzar. Además, tendría que pasar mucho tiempo tratando de convencer a la gente de que mi visión es la correcta. En realidad, disfruto de una sana dosis de debate de vez en cuando, pero no tanto como para causarme una úlcera. Y cuando me equivoco, no lo siento como un fracaso; simplemente, pienso que otro tenía argumentos más fuertes que los míos. Creo que por eso soy efectivo como supervisor técnico. En Linux no tenemos un plan a largo plazo que esté en desacuerdo con el rumbo al que otras partes de la comunidad de desarrollo podrían llevar el proyecto.

¿Cuál es su actitud frente a los errores y fracasos?

No es que fallar sea bueno, sino que es inevitable; y creo que los errores sirven para aprender. Hemos tenido varios desastres que, al final, fortalecieron a Linux. Uno de los más graves, del cual ahora puedo reírme, fue haber tirado por error mi entorno de desarrollo original. Sin embargo, eso sucedió en un momento crítico, en el que Linux estaba «casi listo», aunque no del todo. En lugar de intentar resucitar mi entorno de desarrollo, decidí enfrentar la situación y hacer de Linux un sistema autónomo y autosuficiente. De modo que esa falla se convirtió en una gran oportunidad, especialmente porque me obligó a cortar mi cordón umbilical con el proyecto.

Otras fallas han sido más dolorosas y menos graciosas. A medida que el proyecto crecía, por ejemplo, en muchas ocasiones nuestro flujo de trabajo no era tan efectivo como debía ser, y entonces las personas empezaban a echarse la culpa por no poder cumplir. Cambiar la manera de trabajar suele ser muy difícil. También hemos tenido fallas técnicas, en las que sencillamente nos equivocamos. Ese tipo de fallas no es tan importante, sobre todo si uno puede admitirlas ante todos los integrantes de la comunidad: «Metimos la pata y todo el esfuerzo se echó a perder».

Su compañía fue una de las primeras en adoptar un entorno abierto. ¿Qué lecciones sobre sus ventajas puede compartir?

Una lección clave es no tratar de controlar demasiado el resultado final. Muchos proyectos han sido «técnicamente» de fuente abierta, pero quienes los lideraban actuaban como si el objetivo central fuera generar un retorno para el grupo que lo originó. Si uno hace eso, pierde todo el sentido, y también perderá el talento de una comunidad más amplia. No tendrá acceso a personas verdaderamente comprometidas con el tema.

Usted dijo que cuando trabaja en nuevos productos, en lugar de fijarse en lo que están haciendo sus competidores prefiere pensar en lo que jamás harían…

No creo que sea muy útil observar la manera en que otra persona soluciona un problema porque uno puede perder el tiempo tratando de entenderlos. Además, es posible que esa persona no haya enfocado el problema correctamente, o tal vez una decisión de diseño esencial tomada por otro la obligó a adoptar esa solución en particular, que quizá no resulte relevante para uno. Lo mejor es dar un paso atrás, analizar el «panorama general», y entender -desde el punto de vista del usuario, antes del de la implementación- por qué motivo se aplicó determinada funcionalidad. Puede resultar difícil alcanzar esa visión mirando la solución de otro.

No me entienda mal: lejos estoy de recomendar que se reinvente la rueda. Linux se basa en los conceptos de más alto nivel de Unix, que ya existían; pero esos conceptos no son algo que uno vería si observara alguna otra implementación de Unix. A veces el diseño no surge de saber qué hacer, sino de saber qué evitar.

EL PIONERO FINLANDÉS

Linus Torvalds creó y supervisa el desarrollo de código abierto para el sistema operativo Linux, de uso cada vez más difundido. Es miembro de la Fundación Linux, cuyos integrantes respaldan con sus cuotas de socios el desarrollo, la promoción y la protección de la plataforma. Entre muchos otros se cuentan IBM, Cisco, Intel, Google, Panasonic, HP, Nokia, Toyota y Siemens.

Torvalds comenzó sus andanzas informáticas a los 11 años, cuando su abuelo, un matemático y estadístico, compró uno de los primeros microordenadores Commodore y le pidió ayuda para usarlo. En 1988 fue admitido en la Universidad de Helsinki, donde obtuvo una maestría en Ciencias de la Computación. Ese mismo año, el profesor Andrew S. Tanenbaum lanzó el sistema operativo Minix con propósitos didácticos. Poco después, ya con experiencia en el lenguaje de programación C y conocimiento del Minix, Torvalds decidió empezar un proyecto personal que desembocaría, el 5 de octubre de 1991, en la primera versión de Linux.

Linux Torvalds

Fuente: (WOBI)

Español:  El Empresario

Red Hat, Open Source esta cambiando el mundo


redhat

El dia de hoy quiero compartirles un video que deja claro la vision de RED HAT LINUX , un video que me toco ver y que estoy seguro que les impactara.

Red-Hat-Summit-y-JBoss-World-2011

Todos sabemos la compañia Red Hat se ha venido dedicando en gran medida en posicionar a Linux como un estándar para las empresas por defecto, una solucion segura y estable para el consumo de la empresas, pero desde hace un año en el pasado Red Hat Summit nos dejaron muy claro su vision en inovacion,   ¿ Quieres saber qué va a Red Hat que esta por  venir en los próximos 10 años?

Screen Shot 2013-06-13 at 8.37.01 AM

Espero que lo disfruten.

Linux, Fundamentos de una idea.


linux
Foto por r4d1ux (via Flickr)

Buen dia a todos mis lectores el mes ya casi termina y hoy me gustaria hablar de una idea que no es tan propia, muchas personas que ya han tenido contacto con el Sistema Operativo Linux sea cual sea la distribucion que hayan utilizado, se han quedado con la idea, todo muy simple..”Hacer util a tu traste, tu equipo ya sea laptop, pc, consola.. equipo viejo o nuevo .. de cualquier marca o modelo.. lo simple como ya lo dije cada dia se hace mas complejo, y no es que no sea un buen sistema, de hecho lo es el punto es que al ritmo de que ” vives con el ” (lo utilizas, instalas lo que nesecitas) te das cuenta que existen cientos de paquetes por actualizar y que si instalas lo que usabas en tu equipo con sistema privativo tu sistema se infla y engorda demasiado pero aun no lo tienes totalmente customizado.

Fotografía: coalitionblog.org

Aplaudo a todos los desarrolladores que dia tras dia realizan cambios fundamentales en el kernel, empaquetadores, traductores , programadores, embajadores porque sin ellos creo que yo aun no hubiera conocido esta realidad.

Creo que existen muy buenas aplicaciones que corren bajo linux pero no estoy de acuerdo en que solo sea un sistema para cierta funcion, mision o actividad , aunque para eso sean los mejores y estoy conciente que existe una gran demanda de programadores dispuestos a compartir y desarrollar en linux.

Esto no es una demanda o alguna queja es solo una idea mayoritaria y comun que debemos perseguir para obtener el exito y que este a su vez se refleje en nuestro tan aclamado linux.